24.4.11

Acerca de Vargas Llosa en la Feria del Libro

En nuestra primera mesa redonda en la 37a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, realizada el mismo día en que Mario Vargas Llosa dio su conferencia, expresamos la siguiente opinión:

La Marea participa de la Feria del Libro desde 1995. Hemos realizado numerosas mesas redondas y otras actividades culturales en este ámbito, siempre con la ayuda y el auspicio del stand de Catari y librería Raíces. Junto con las editoriales que sobrevivieron a las vicisitudes de la industria argentina, luchamos por la difusión de una cultura nacional, popular, democrática, en favor de los intereses de nuestro pueblo. Por el contrario, los grandes monopolios internacionales del libro buscan ante todo su ganancia, e imponer a sus autores en beneficio de sus intereses comerciales e ideológicos. La invitación a Mario Vargas Llosa para dar una conferencia magistral expresa justamente estos intereses.  
Vargas Llosa es un destacado escritor, un intelectual con una intensa vida política. Fue candidato a la presidencia de su país y es activo defensor de las políticas y potencias que oprimen a nuestros pueblos. De hecho, acaba de llegar a Buenos Aires para participar de un cónclave de la derecha proimperialista, convocado por una institución estadounidense. Ha justificado las invasiones genocidas a Irak, a Afganistán, y desprecia la lucha de los pueblos originarios latinoamericanos, como ya hemos señalado en nuestra revista.
Algunos intelectuales oficialistas han expresado un justificado repudio respecto del rol central que la Feria ha otorgado a Vargas Llosa y su discurso. Entendemos que frente a estos hechos es necesario no reducir las posiciones políticas entre “oficialismo” y “oposición de derecha”, ya que esto niega la diversidad de posiciones políticas y sociales existentes en el ámbito cultural, y favorece la división del campo nacional y popular. 
Desde nuestra actividad como intelectuales y trabajadores de la cultura en su más amplio sentido, comprometidos con la lucha de los pueblos por su liberación, consideramos necesario someter a discusión todas las políticas culturales, oficiales y privadas, que profundizan la dependencia económica y cultural argentina. No solo las declaraciones de Vargas Llosa lesionan la dignidad de nuestro pueblo, también aquellas acciones que atentan contra su producción cultural y su identidad. Por ejemplo los recortes presupuestarios, los privilegios otorgados a multinacionales y a grupos económicos oficialistas, las diversas formas de discriminación en el debate político e ideológico –que debe ser verdaderamente amplio–, así como el desaliento a las expresiones críticas de la dependencia cultural y del esquema cultura-turismo-massmedia que defienden los monopolios de la industria cultural. Políticas económicas y culturales que deterioran las capacidades creativas para luchar por una Argentina independiente, democrática, que garantice a las grandes mayorías el goce y usufructo de todos los bienes materiales y simbólicos que le pertenecen.

Revista La Marea
Buenos Aires, abril 21 de 2011

No hay comentarios: