13.1.17

Recordando a Ricardo Piglia


Como recordatorio a Ricardo Piglia, recientemente fallecido, transcribimos la entrevista realizada  por nuestra redacción y publicada en el número 3 de La Marea en 1995: 
"La sociedad es una trama de relatos"
Al salir su nuevo libro, Cuentos morales, conversamos con Ricardo Piglia acerca de las relaciones entre literatura, lectores y mercado, entre cultura de masas y cultura literaria, y sobre los rasgos nacionales que distinguen a la narrativa argentina.
–Existe un debate acerca de si se lee más o menos, si los jóvenes son apartados de la lectura por el video, si a la ficción le es más difícil que antes competir con otros textos. ¿Cuál es tu opinión?
–Por supuesto es un debate planteado desde la llamada alta cultura hacia la cultura de masas y nunca al revés. s que un debate es un lamento. Para mí la vanguardia ha sido la única respuesta planteada por la literatura a esa situación. No hay que defender el mercado literario, ni la lectura establecida sino producir otras alternativas y otras  estrategias. No  necesariamente se debe considerar la cantidad como un valor. Los libros producen efectos en lugares muy determinados, a menudo muy circunscriptos, que después se expanden y constituyen redes. Quiero decir con esto que la literatura debe ser analizada primero en el interior de la literatura misma, después hay una serie de discusiones sobre la circulación y distribución de los libros, cuántas editoriales hay, cuántos ejemplares se venden, que es otro tema, que hace al mercado. La literatura no está en el mercado: esa es la primera lección de la vanguardia. Hay que discutir el modo en que la literatura encuentra los lectores. Yo uso la palabra “conspiracióncomo mefora de esas redes. Macedonio Femández para poner el ejemplo máximoen Museo de la novela de la Eterna, pone 38 prólogos que son todos relaciones con el lector, estrategias múltiples para establecer una alianza y un pacto previo. Empieza por tematizar y ficcionalizar esa relación y a la vez el libro aspira a ser totalmente hermético. (SEGUIR LEYENDO)